miércoles, 9 de octubre de 2013

Las intermitencias de la muerte

¿Alguna vez se han preguntado para que sirven las moscas?,  están ahí, inclusive hasta asco pueden provocar, pero, ¿para que sirven?

Yo ya lo hice, de hecho me puse a investigar y resulta que las moscas sirven para polinizar las flores y llevar minerales de un lado a otro, ah verdad!!!???; lo malo es de donde llegan a tomar los minerales; el caso es que las moscas juegan un papel importante en el equilibrio de los ecosistemas.

¿Y para que sirve todo el choro anterior que bien puede aparecer en www.asuntos-sin-importancia.com? ah, pues lo que pasa es que leí "Las intermitencias de la muerte" de José Saramago y me ha parecido excelente, o parafraseando a mi amiga Nadia Silvestre: "es una cosa de-sa-gerada!"

Saramago con su muy peculiar estilo nos hace pensar en que pasaría si repentinamente dejáramos de morir.

Resulta que en un pueblo X la muerte decide ponerse en huelga a partir del primero de enero y ya nadie muere, ergo, el equilibrio en los servicios públicos empieza a fallar hasta el punto en que está colapsando, las funerarias quiebran, las aseguradoras tienen que ajustar los contratos de sus pólizas de seguros de vida y como en los hospitales ya no caben tantos moribundos, la gente empieza a llevárselos a su casa a esperar el fatídico día. Desde luego los gastos de manutención de los moribundos tienen que correr a cuenta de los familiares con las consecuencias económicas que esto conlleva.

En el gobierno ya no saben que hacer y el equilibrio en la sociedad está en la cuerda floja hasta que a unos campesinos se les ocurre a llevar a sus moribundos a la frontera y al cruzarla los familiares enfermos por fin mueren. Orale!!!

Y que se desata la llevadera de moribundos a las fronteras del pueblo para que se mueran y se entierren en otras tierras, y como era algo "ilegal" o por lo menos mal visto por la sociedad pues que surge "la maphia" pa encargarse de esos trabajitos (¿dónde se ha visto algo así?)

Las cosas empiezan a medio acomodarse, el gobierno se ve en la necesidad de "pactar" con "la maphia" el comercio de moribundos a la frontera (insisto: ¿dónde se ha hecho algo similar?) y cuando ya se están acostumbrando a este nuevo estatus de vida pues que se le ocurre a la muerte terminar su huelga. 

Pero la cosa no termina ahí, ahora hay un desajuste con tanto muerto al mismo tiempo y a la muerte se le ocurre que ya va a avisar con una semana de anticipación quienes se van a morir pa que vayan arreglando sus asuntitos. No les digo cómo para que lo lean, está bien divertido.

Y por si fuera poco resulta que la muerte no puede matar a cierto individuo que tampoco les digo por qué ya que es la parte más poética de la novela.

En fin, esta novela está bien chida por que es muy divertida pero al mismo tiempo nos da material para pensar en el equilibrio de la vida tal cual la vivimos actualmente en la actualidad del mundo mundial.

Ahora, cuando vean una mosca.. pues mátenla por que seguramente se están mosqueando.

Si tienes un problema... resuélvelo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario