lunes, 10 de junio de 2013

Cosmética del enemigo

De plano todos los días se aprende algo nuevo, y el que no lo haga pos que mal. Resulta que me enteré de otra acepción para la cosmética: "La cosmética, ignorante, es la ciencia del orden universal, la suprema moral que determina el mundo."

Esto nos lo dice Amelie Nothomb en su libro "Cosmética del enemigo"; yo sabía que la cosmética era la onda esa de las pinturas, los tintes y las cremas para la cara y el cuerpo con el que los seres humanos disimulan su realidad física, pero ya vemos que no.

En "Cosmética del enemigo" el vuelo de Jerome Angust sufre un retraso inesperado, lo que lo lleva inevitablemente a conocer a Textor Textel, un molesto personaje que se empeña en contarle a Jerome su historia aún cuando Jerome le dice una y otra vez que no quiere hablar con él.

¿Alguna vez han estado haciendo fila para lo que sea y de repente la persona que está atrás o adelante de ustedes empieza a hacerles plática?, bueno, pues YO NO PUEDO empezar a hablar con cualquier cualquier así por que sí, nomás NO ME SALE; y me vale lo que piensen de eso.

El caso es que este cuate Texel le empieza a platicar a Angust que violó y mató a una mujer - bonita plática ¿no? - y Angust sin poder evitarlo se ve inmerso en esta historia que lo llevará a descubrir una serie de acontecimientos que hicieron que su vida cambiara. 

La novela es divertida e interesante por la serie de aforimos  que Amile Nothomb va soltando con la historia y que cuestionan la moral por la cual nos regimos y que nos hace mantener a raya al monstruo que todos llevamos dentro. 

Luego entonces, la dichosa cosmética del enemigo es ese orden y moral con que nuestro yo malvado se comporta. Aaaaaahhhh verdad!!!!????

Si quieren pasar un rato divertido y que les haga pensar aunque les duela la cabeza no dejen de leer esta novela "chiquita pero picosa"

Si tienes un problema... resuélvelo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario